Lecturas en 2016

Este año me hubiera gustado leer de forma más ordenada, pero condicionado por las circunstancias del mismo no ha podido ser así. El resultado ha sido una constelación de libros centrados en pocas temáticas y muy influenciado por el ensayo. Seguramente no podamos hablar de lecturas, sería más correcto hablar de obsesiones que me han perseguido todo este año, he ido alimentándolas todo lo que he podido.

Dentro de la gran cantidad de libros que han pasado por mis manos, podría decir que la gran mayoría han sido muy buenos, aunque alguna bazofia también me he cruzado. Fruto de esto me es muy complicado poder hacer una pequeña selección de los que más me han gustado, además que siempre me ha costado mucho elegir, así que por ello y la falta de tiempo que me han acompañado estos 365 días voy ha realizar una lista con los que consideraría casi imprescindibles. Si que me gustaría apuntar que el libro que quizá ha marcado todo el año de lecturas ha sido Un comunismo más fuerte que la metrópoli, Marcello Tarì (Traficantes de Sueños). Este si que es obligado al ciento por ciento.

  • El comú català, David Algarra (Potlatch Ediciones)
  • El príncipe, Nicolás Maquiavelo (Edaf)
  • Seis conferencias: Sobre la tradición marxista y los nuevos problemas Manuel Sacristán (El viejo topo)
  • Bienvenidos al desierto de lo real, Slavoj Zizek (Akal)
  • Sociofobia, Cesar Rendueles (Capitán Swing)
  • En Bruto, Cesar Rendueles (Catarata)
  • ¿Qué es la cultura popular?, Antonio Gramsci (PUV)
  • La hipótesis cibernética, Tiqqun (Acuarela & A.Machado)
  • La danza de Mili sobre el hielo, Rote Zora (Diaclasa)
  • Narcocultura, Layla Martínez (Antipersona)
  • Spartakus, Furio Jesi (Adriana Hidalgo Editora)
  • Introducción a la sociologia, Theodor W. Adorno (Gedisa)
  • ¿Dónde está mi tribu?, Carolina del Olmo (Clave Intelectual)
  • Contra el running, Luis de la Cruz (Piedra Papel)
  • La sociedad implosiva, Corsino Vela (Muturreko)
  • Los obreros contra el trabajo, Michael Seidman (Pepitas de calabaza)
  • Historia de las utopías, Lewis Mumford (Pepitas de calabaza)
  • Desierto, Anónimo (Aqui el pdf que leí)

Esperemos que el 2017 traigan muchas más lecturas, ya tengo una buena pila esperándome pendientes de este año que se cierra.

El extrañamiento hacia el trabajo

“Aquí cada día nos aumentan los ritmos. Mucho trabajo y poco dinero. Aquí nos morimos sin enterarnos lenta lentamente. Esto significa que es precisamente el trabajo lo que es repugnante todos los trabajos son repugnantes. No hay trabajo bueno porque es justamente el trabajo lo que está mal. Hoy aquí si queremos mejorar no tenemos que hacerlo trabajando. Sino luchando no trabajando sólo así podremos mejorar. Tomemos un día de descanso vamos a cogernos un día de fiesta.”

“por cualquier cosa que quieras si quieres un coche o un vestido vas a tener que trabajar más vas a tener que hacer horas extras. No puedes tomar un café ni ir al cine. En un sistema en un mundo en el que el único objetivo es trabajar y producir mercancías.”

“Siempre que quieras algo vas a tener que reinsertarte en el sistema. Pero reinsertarte físicamente. Lo había comprendido. Por eso la única forma de obtener todo lo que satisface tus necesidades y deseos sin destruirte a ti mismo era destruyendo el propio sistema de trabajo de los patrones tal y como funciona. Destruirlo aquí en la Fiat en esta enorme fábrica con tantísimos obreros. Este es el punto débil del capital porque cuando la Fiat se detiene todo entra por fuerza en crisis todo salta por los aires.”

Hace 8-9 años que leí por primera vez estas palabras, ya en su día resonaron en mi interior, seguramente por el hecho de leerlas en los tiempos muertos que se quedaban después de comer en el trabajo por aquella época. La verdad que recordaba un libro bueno, pero no tanto, Nani Ballestrini consigue a partir de una historia personal plasmar una colectiva, la del obrero masa, lo que cientos de jóvenes del sur de Italia vivieron y sintieron respecto al mundo de la fábrica y el trabajo, la vida y la lucha como indisociables, lo personal como político.

Hay que profundizar y extender el extrañamiento, Vogliamo tutto!