vogliamo-tutto-0

El extrañamiento hacia el trabajo

“Aquí cada día nos aumentan los ritmos. Mucho trabajo y poco dinero. Aquí nos morimos sin enterarnos lenta lentamente. Esto significa que es precisamente el trabajo lo que es repugnante todos los trabajos son repugnantes. No hay trabajo bueno porque es justamente el trabajo lo que está mal. Hoy aquí si queremos mejorar no tenemos que hacerlo trabajando. Sino luchando no trabajando sólo así podremos mejorar. Tomemos un día de descanso vamos a cogernos un día de fiesta.”

“por cualquier cosa que quieras si quieres un coche o un vestido vas a tener que trabajar más vas a tener que hacer horas extras. No puedes tomar un café ni ir al cine. En un sistema en un mundo en el que el único objetivo es trabajar y producir mercancías.”

“Siempre que quieras algo vas a tener que reinsertarte en el sistema. Pero reinsertarte físicamente. Lo había comprendido. Por eso la única forma de obtener todo lo que satisface tus necesidades y deseos sin destruirte a ti mismo era destruyendo el propio sistema de trabajo de los patrones tal y como funciona. Destruirlo aquí en la Fiat en esta enorme fábrica con tantísimos obreros. Este es el punto débil del capital porque cuando la Fiat se detiene todo entra por fuerza en crisis todo salta por los aires.”

Hace 8-9 años que leí por primera vez estas palabras, ya en su día resonaron en mi interior, seguramente por el hecho de leerlas en los tiempos muertos que se quedaban después de comer en el trabajo por aquella época. La verdad que recordaba un libro bueno, pero no tanto, Nani Ballestrini consigue a partir de una historia personal plasmar una colectiva, la del obrero masa, lo que cientos de jóvenes del sur de Italia vivieron y sintieron respecto al mundo de la fábrica y el trabajo, la vida y la lucha como indisociables, lo personal como político.

Hay que profundizar y extender el extrañamiento, Vogliamo tutto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *