El cortoplacismo ha ganado las elecciones

Es lunes 27 de Junio, nos encontramos ante un país de resaca electoral, con miles de personas que habían confiado en el cambio de la mano de Unidos Podemos preguntándose qué ha pasado. Los medios llevaban semanas anunciando el sonado sorpasso, algo que al final parece que se ha convertido en un exceso de confianza en las encuestas preelectorales que ha pasado factura tanto en la campaña como finalmente en la urnas.

No voy a entrar en la batalla por el relato de qué ha pasado en Podemos, creo que es algo que ya harán suficiente en los próximos días los que estén más interesados en la pugna por el poder dentro de esa organización, pero sí que me gustaría apuntar algunos temas que han podido hacer inclinarse la balanza en estas elecciones.

Vivimos en una sociedad capitalista que premia las relaciones y el consumo rápido, nada es a largo plazo, esto desorienta la acción planificada y rompe la voluntad del comportamiento. En un tiempo de incertidumbres como el actual se buscan valores seguros, que puedan actuar rápidamente sobre nuestras condiciones materiales. Esto lo comprobamos en nuestro día a día cada vez que preferimos comprar comida preparada en vez realizar todo el proceso que esto conllevaría. Tenemos claro que hacer una masa, poner los ingredientes encima y meterla en el horno va a ser mejor, tanto a nivel de aporte nutricional, como de sabor, que comprar una pizza precocinada. Pero acabamos eligiendo la mayoría de veces la segunda opción ya que nos va a alimentar de todas formas y va a solventar nuestra necesidad de alimentarnos rápidamente.

Creo que esta dinámica de poder tener una seguridad con nuestras condiciones materiales más inmediatas ha sido lo que ha decantado la balanza electoral. Se ha apostado por ese valor seguro que ha sido el PP, esto junto a una campaña de Unidos Podemos que se ha centrado más en crear un imaginario difuso a partir de las ideas de Laclau y no sobre problemas concretos, esto ha desmovilizado parte del voto, además la estrategia de UP donde se han querido parecer demasiado al PSOE ha podido hacer que algunas personas volvieran al partido ese del “mejor presidente de la democracia”, opción contrastada con anterioridad. También como he comentado antes, el exceso de confianza por las encuestas y las fechas en las que nos encontramos han podido ser parte del problema.

Si, aún hay muchas personas que se están preguntando cómo el PP de Rajoy, de los Barcenas, de todos esos caso de corrupción que hemos visto, ha podido generar confianza. Su campaña se ha basado en el inmobilismo, en decir que España va bien y en que se estaba empezando a ver una recuperación económica. Aquí nos tendríamos que preguntar si la mayoría de personas querían algún tipo de cambio en esta sociedad, si el capitalismo no es la ideología hegemónica y si de verdad no tienen muchos motivos de peso para jugársela a nuevas propuestas que dentro de su discurso no acaba de concretar que van a hacer. Como decía Monedero “Son unos hijos de puta pero son nuestros hijos de puta” parece que es la opción mejor valorada.

También tendríamos que entender que no sólo se vota en las grandes ciudades, en las zonas rurales también lo hacen, aquí UP lo ha querido contrarrestar con las alianzas con fuerzas locales cómo es el caso del País Valencià. Pero este voto rural aún desconfía por el desconocimiento de que van a hacer, no hay base social en estas zonas que pueda contrarrestar el efecto. En las zonas rurales se ha notado menos la crisis en parte por los pocos lazos sociales que quedan que la han podido amortiguar un poco. Eso sumado a que la media de edad es más alta hace que no se quieran correr riesgos y la apuesta sea por opciones más conservadoras. El Mariano no les suele gustar, pero el alcalde de su pueblo que es del PP tampoco lo hace tan mal.

En las grandes ciudades es donde más voto se ha perdido de UP, ha falta de grandes análisis sociológicos sobre este fenómeno, parece que las candidaturas municipalistas no llegan a agregar lo que ganaron en su día. Parece que la tesis municipalista cae y sigue sin sostenerse.

Aunque estas dinámicas de confianza y cortoplacismo puedan parecer raras, encuentro una similitud en parte del voto que va hacia UP. Parte del ciclo 15M estaba alimentado por un gran grupo de jóvenes que no veían salidas profesionales a los estudios que tenían, mucho se ha hablado estos años del precariado y las expats. Creo que en cierta forma a modo estructural nos encontramos ante la misma solución ante el mismo problema. Una respuesta rápida a las condiciones materiales, que se dio por el surgimiento de Podemos antes un ciclo de movilizaciones que ya agonizaba por no definir unos objetivos claros. La regeneración del sistema escondía detrás tan solo una necesidad de poder tener un buen sueldo, una casa y un coche en parte del electorado de esta formación. Parece que todo tiene que ver mucho más con el trabajo como eje central de nuestras vidas que con la corrupción o demás asuntos.

Creo que esto es un gran problema que tenemos que afrontar, incluso las anarquistas y anticapitalistas, sino somos capaces de actuar sobre problemas concretos y generar lazos de confianza, lo vamos a tener muy difícil para tejer un movimiento. Aunque parece que los cánticos de “sí se puede” en Génova cierran el ciclo 15M y de regeneración y nos tendremos que enfrentar a nuevos retos. La crisis se hace crónica, las únicas políticas que van a ser válidas van a ser las de la gestión de esta y ya sabemos a quién va a beneficiar esto gobernando el PP o hipotéticamente el PSOE.

Las hipótesis de regeneración y aguantar el envite neoliberal quedan invalidadas, tenemos por delante una caja de las pensiones casi vacía, una deuda impagable, nuevos ajustes del déficit, un crecimiento de la población excluida del mercado laboral… Parece que el verdadero techo de cristal estaba en las instituciones, no se ha podido dar el asalto y ahora tendremos que lidiar con todo lo que nos viene encima. Parece que es de nuevo el momento de empezar a fijarnos de nuevo en lo material e inmediato, en la construcción en los barrios y los pueblos de alternativas reales a este sistema.

Con esto no estoy diciendo en llenar las calles de lemas como “organízate y lucha”, ya que están igual de vacíos como concepto que la “patria” utilizada por UP. Es de responder a nuestras necesidades más inmediatas de forma horizontal y en común, de preocuparnos más por nuestro día a día y quien tenemos alrededor, que en lemas y discursos que enarbolan una revolución que parece materialmente muy lejana. Esto ha sido una de las cosas que nos han enseña por ejemplo la PAH o la FAGC, en que es posible generar confianza en las personas a través de un movimiento que cuestiona los valores capitalistas, con todos sus aciertos y errores, pero que son capaces de generar movimiento. No tenemos que olvidar, que sin la construcción de estos vínculos de confianza y solidaridad nos va a ser complicado crecer, ya que siempre estarán … esos hijos de… que lo hacen más rápido.

En torno al primero de Mayo

Volvemos a estar a últimos de abril, ya queda poco para que llegue el Primero de Mayo, no es un día más en el calendario gregoriano, este es el día del movimiento obrero en la mayor parte del planeta, desde que en el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional de 1889 se estableció como jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago. Por si queda aún alguien que no lo sepa, estos eran unos anarquistas que fueron ejecutados en Estados Unidos por su participación en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas. Estas tuvieron su origen en la huelga que se inició el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido fue el 4 de mayo, durante la Revuelta de Haymarket.

No voy a extenderme más en la historia que desencadenó este día, ya hay muchos libros, artículos y textos que se encargan de esto y no creo que pueda aportar más a ellos. No es lo que me trae aquí, sino justo lo contrario, ver cómo hemos acabado viviendo este día en la actualidad.

Ahora al menos en el estado español el Primero de Mayo es un día festivo en el calendario laboral, lo que en un principio fue un día de huelga fijo en durante el año, ha acabado deviniendo en una jornada burocratizada.

Aunque el reconocimiento de este día por parte de los empresarios y del estado fuera celebrado como una victoria por parte del movimiento obrero,su sentido ha sido progresivamente desplazado del terreno de la lucha de clases al terreno cultural, el cual está completamente colonizado por el capital. Este desplazamiento se ha hecho equiparando lo que eran una jornada de huelga, de la potencia y solidaridad que se crean en estas cuando las personas nos unimos para defender nuestros derechos, a un festivo más en el calendario, como podría ser el lunes de pascua, por poner un ejemplo. Como no podría ser de otra forma, esto sólo ha podido ocurrir por una correlación de fuerzas que ha hecho que el capital transnacional ganara esta batalla, desde que, a partir de los años 70, el estado de bienestar fuera poco a poco desmantelado en el norte global y los sindicatos perdieron gran parte de su peso en la sociedad. Seguramente este es uno de los hechos más importantes que ha llevado a que, poco a poco, haya perdido el sentido o ,al menos, su sentido inicial.

En la actualidad, gran parte de la población no participa de esta jornada, sino que lo aprovechan como día festivo que es. No se les puede culpar de falta de conciencia de clase, el capital ha ganado esta batalla en el terreno cultural, como ya he comentado antes, por muchos que critiquemos su carencia, no va a hacer que surja por sí misma. Lo poco que queda del movimiento obrero que participa y reivindica el Primero de Mayo son los sindicatos y los movimientos sociales, pero más que como un día de lucha, se sigue por convención y ritual, como señal identitaria. Aquí seguramente muchas no coincidiran conmigo, pero me niego a pensar que una manifestación con una pancarta y unas banderas, donde cada colectivo intenta sacar su propia tajada fuera el objetivo que persiguieron las que iniciaron esta jornada.

Nos hemos quedado con una recomposición estética bastante mala de lo que algún día fue el movimiento obrero, con un pasacalles que recuerda un poco más al espectáculo de Debord que a una jornada de conmemoración y huelga. Desde luego, que por mucho que haya perdido su significado inicial esta jornada, no estoy exponiendo que se tenga que eliminar o renunciar a ella, justamente mi intención es establecer una crítica que pueda servir para abrir el debate, que se pueda transformar y tomar la pulsión que tenía.

Si establecemos una lectura atenta de las experiencias que se crean en las huelgas, luchas, revoluciones, manifestaciones…, uno de los factores más importante en estas no son ni las teorías ni las diferentes corrientes ideológicas, sino justamente cuando estas desaparecen y se crea la comunidad, se crea el Nosotras y Nosotros. Se crean nuevos espacios y tiempos, que son ajenos al capital y se reapropian de esos espacios colonizados, la cesura revolucionaria.

Hemos podido ver recientemente, un hecho de estos, que ha sido la reapropiación que han hecho de la muerte las gentes del Poder Popular para homenajear a Pablo Molano. Han roto con los convencionalismos propios de la muerte en nuestra sociedad y han compartido el duelo de forma comunitaria.
Tenemos que aprender de experiencias como ésta, tirar del freno de emergencia, pararnos a pensar cómo construir un común, que vaya más allá de los formalismo actuales, encontrar los comportamientos ofensivos que nos hagan coger potencia, volver a un día de lucha y bloqueo de las relaciones capitalistas. ¡¡¡No más pasacalles!!!

¿Qué pasaría si un día te levantaras y estuviésemos en guerra?

estiguessim-guerra_1445865597_3541500_651x366

Si aquí estuviéramos en guerra… ¿adónde irías? Si las bombas hubieran reducido a ruinas gran parte de España, gran parte de tu ciudad… Si el piso donde vivís tú y tu familia tuviera las paredes agujereadas por las balas, todas las ventanas reventadas, el balcón reventado… Imagina que se acerca el verano y no hay electricidad, sólo funciona la cocina. Tu madre tiene bronquitis y una infección de riñón. Tu hermano mayor ha perdido tres dedos de la mano izquierda debido a la explosión de una mina y, en contra de la voluntad de tus padres se ha unido a la milicia popular. A tu hermana mayor la dispararon y ahora yace, con la cabeza llena de esquirlas de metralla, en un hospital en el que apenas hay instrumental médico. Tus abuelos paternos murieron al explotar una bomba en la residencia de ancianos donde vivían. A ti aún no te han herido, pero vives aterrado. Mañana, tarde y noche.  (Janne Teller, Guerra)

Así es como empieza Janne Teller el corto relato de ficción Guerra, donde intenta ponernos en la piel de una persona que ve su vida suspendida, por algo que nos es tan ajeno como los conflictos armados, de una idea que no podemos comprender, la de convertirnos en refugiados. Seguramente lo más interesante es que lo hace intentando recrear una guerra en nuestro propio país, obligándonos a imaginar que nuestro mundo se desmorona.

Quizá tampoco tenga que ser leído como un relato de ficción y si como una posibilidad de los caprichos geopolíticos, cualquier día nuestra vida se puede poner patas arriba.

Ya no hay más actualizaciones en Facebook,

no hay más selfies,

no hay más trabajo,

no hay más noches de fiesta,

no hay más comida,

no hay más, tan solo guerra.

Mujeres y piratería, Anne Bonny y Mary Read

Esta historia se centra en Nassau, una de las pseudocomunas que se formaron en lo que ahora son las Bahamas, en un tiempo donde surgen las tensiones del proceso de globalización que engendró el capitalismo y las resistencias de los hombres y mujeres por preservar su libertad y medios de vida. Un asentamiento de tiendas y cobertizos en primera línea de playa entregada al vino, la música, a las mujeres y los muchachos.

Durante el siglo XVIII los piratas y corsarios crearon una red global que se dedicaba a negocios prohibidos, no se tienen que contemplar cómo unos simples proto-capitalistas o salteadores marítimos. Eran una especie de bandidos sociales, elegían a sus capitanes democráticamente, rechazaron la nacionalidad y huyeron de los siniestros beneficios del imperialismo que estaba surgiendo, tales como la esclavitud, el servilismo, el racismo y la intolerancia, de las torturas de la expropiación y la muerte en vida de las plantaciones. Se establecían en asentamientos temporales que utilizaban de base, sus verdaderas repúblicas eran sus barcos, que navegaban bajo artículos, que eran sus leyes internas consensuadas. Pero a los poderes de aquel momento les interesaba retratarlos como unos monstruos.

“Todas las sociedades necesitan crear enemigos externos como forma de definirse. Algunos de estos enemigos se convierten en auténticos monstruos capaces de concentrar todos los temores de la sociedad, de servir como arquetipos a los que se dirigen todos los odios y miedos.” Occidentales en ISIS. La construcción social del monstruo yihadista – Ed. Antipersona

Esto no fue solo cosa de hombres, también algunas mujeres fueron piratas y esta es la historia de dos de ellas, que se saltaron todas las leyes de época, fueron unas rebeldes entre los rebeldes. No pidieron permiso a la vida para vivirla.

default

Anne Bonny, también conocida por el diminutivo de Boon nació el 8 de marzo de 1698 en County Cork, Irlanda. Junto a su compañera Mary Read fueron las únicas dos mujeres declaradas culpables de piratería en el siglo XVII, edad de oro de esta en el mar Caribe.

En su adolescencia su constantes enfrentamientos con su progenitor, un abogado el cual tuvo que emigrar a Carolina del Sur a consecuencia del revuelo que causó que la madre de Anne fuera una de las criadas de su esposa. Sería necesario recordar que durante aquella época el papel asignado a la mujer era el de procrear y cuidar de la familia, este modelo de vida no agradaba a muchas mujeres, que por principios, miedo o costumbre no se revelaron como lo hizo Anne Bonny.

A los dieciséis años se enamoró de un marinero llamado James Bonny, quien había flirteado con la piratería, Anne se sentía atraída por este tipo de vida, la pirata, símbolo de libertad, que confrontaba con la vida que había diseñado su padre y la sociedad para ella. Su padre desheredó a su única hija, ya que creía que la intención de James era quedarse con su fortuna, esto provocó que el matrimonio abandonar Charlestone y probará fortuna en New Providence (Nassau), en las Bahamas. Antes de marchase quemó varias plantaciones de su progenitor.

Su carácter arrollador, sus modales vulgares como los de cualquier pirata y su atractivo, hicieron que pronto Anne se hiciera célebre en la isla. Acababa de cumplir 20 años y trabajaba de tabernera en Nassau, la vida en la taberna se volvía interminable y su marido pasaba largas temporadas fuera de casa. Decidió de nuevo dar un giro a su vida y materializar su sueño de ser pirata, intentar encontrar esa libertad que le quemaba por dentro. Se enroló disfrazándose de hombre en un barco y empezó su vida como pirata, junto a Jack Rackham su nuevo amor en aquella época, en un principio se redujo a pequeños golpes con escaso resultado. En el transcurso de este primer año tuvo un aborto, Anne se deprimió tanto que decidió regresar junto a su esposo a Nassau.

El marido consciente de las andanzas de Anne en su nueva vida y de su historia con Jack, denunció el caso antes el gobernador Wood Rogers, que amenaza con azotarla públicamente. La pareja decidió reunir una tripulación y robar un barco en el puerto, así reanudaron su carrera en la piratería, pero esta vez al mando de su propio barco. Esta nueva temporada tampoco destaca por unos botines muy cuantiosos ya que se dedicaban sobre todo a atacar pequeñas embarcaciones de pescadores. Cuentan las historias que Bonny se quedó de nuevo embarazada y el bebé lo dejaron a cargo de unos conocidos de Jack en Cuba.

La casualidad (o destino) les llevó a capturar un barco alemán donde se encontraba un joven bello y delicado que llamó la atención de Anne, este se unió a la tripulación del barco que comandaba junto a Jack. Aquí empezó una relación de amistad, sororidad y amor, este joven resultó ser Mary Read. Intentaron mantener el secreto, a espaldas de Jack, pero este les acabó descubriendo. La nueva identidad de Mary fue puesta en común entre la tripulación del barco, Mary y Anne presentaban batalla, eran tan combativas como cualquier miembro de la tripulación, se ganaron el respeto de todos ya que lo importante no era la condición de raza o género, sino la solidaridad y apoyo mutuo que se forjaban en cada batalla al guardar la espalda de las demás. Hay quienes aseguran que durante esta época surgir un trío amoroso entre las dos piratas y Jack, pero no hay documentación que lo pueda corroborar.

tumblr_mampya8IcG1rpj02bo1_1280

En 1720 en gobernador de Jamaica ordenó capturar el barco donde se encontraban estas dos mujeres ya que estaban cosechando buenos botines en la zona, en octubre un navío comandado por Jonathan Barnet logró abordar el barco. La mayor parte de la tripulación se encontraba ebria y no opusieron batalla, algunos de ellos las abandonaron, las Mary y Anne no estaban dispuestas a ser capturadas, así que iniciaron una cruenta batalla para no ser capturadas, Mary incluso llego a matar a dos miembros de su tripulación y herir a Jack. Dejaron bien claro que estaban juntas en el amor y la guerra, cualquiera que intentara obligarlas a hacer algo contra su voluntad tendría que rendir cuentas antes sus espadas, al capitán Barnet y a sus hombres les costó más de una hora apresarlas.

El juicio contra ellas se celebró en las siguientes semanas, tuvo mucho repercusión en el Caribe, además que se redactaron por primera vez informes que constataban la existencia de mujeres piratas, seguramente fueron más las que optaron por buscar la libertad en este tipo de vida, pero no han quedado documentadas. Toda la tripulación del barco fue condenada a la orca, pero Anne y Mary aseguraron encontrase embarazadas, así que su ejecución se pospuso hasta que dieran a luz para no matar al nonato inocente. A los pocos meses de permanecer presa Mary murió a causa de unas fiebres.

Antes de la ejecución de Jack, Anne pidió que se le permitiera visitarlo, las únicas palabras que le dirigió fueron, “Lamento verte así, Jack. Pero si hubieras luchado como un hombre, ahora no tendrían que colgarte como a un perro”.

Esta historia tiene un final confuso ya que Anne desapareció de repente de la cárcel en Jamaica, algunas fuentes aseguran que su padre convenció al gobernador para que la pudiera llevar a un convento y ordenarla moja. Otras aseguran que Anne consiguió escapar y tener una nueva vida anónima en Carolina del Sur.

Bibliografía:

  • Anne Bonny – Wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Anne_Bonny
  • Mary Read – Wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Mary_Read
  • Gay Histori & Literature – Rictor Norton http://rictornorton.co.uk/pirates.htm
  • Utopías Piratas – Hakim Bey Ed. CorazónDeFuego https://corazondefuegorecs.files.wordpress.com/2010/02/utopias_piratas_hakimbey_web.pdf
  • Interné en general

I Have a Dream

Quiero que el día que me vaya del curro hacerlo como Joey en 2011

Después quiero aprender a tocar la guitarra y montar un grupo de punk que suena tan bien como Downtown Boys, aquí cuentan su historia http://www.democracynow.org/2016/1/13/downtown_boys_americas_most_exciting_punk

Que el primer disco del grupo se llame “Full Communism” y hacer canciones con videos tan buenos como este

Aquí tenéis podéis es escuchar el disco – BandcampYoutube

Gracias a @defenestrada y @Klinamen_libros por descubrir historias tan inspiradoras <3 <3 <3 <3 <3 <3 <3 <3 <3 <3 <3 <3

I Have a Dream

Toma de decisiones y asamblearismo

Muchas veces confundimos las asambleas, con el principio de horizontalidad. Las asambleas es una forma más de toma de decisiones y por ello esta por si sola no tiene que garantizar la horizontalidad que sería el principio a seguir, aquel que permite la participación general del grupo en la toma de decisiones.

Podríamos entrar en muchos roles que se toman en las asambleas que hacen adquirir posiciones de privilegio que determinan el resultado de estas, de lo difícil que nos es muchas veces asistir a estas por los “horarios”, la burocracia de las mismas o las responsabilidades que derivan de estas. Pero me gustaría hacer un pequeña reflexión sobre la toma de decisiones y la representatividad.

La mayor parte de las asambleas funcionan por medio del consenso en la toma de decisiones, este es un buen método ya que obviando algunos puntos que he nombrado antes que pueden hacer que este no sea tal, en un principio garantiza que se representen todas las voces que hay, participan de esta en la toma de decisiones. Aunque algunas veces nos encontramos con un relación de mayorías/minorías que supone un problema en la toma de decisiones, y esto puede imposibilitar que la toma de decisiones sea justa.

Quiero decir que en momentos que la mayor parte de una asamblea cree que hay consenso en un tema, una parte pequeña de la misma rechaza el mismo en forma de veto, para intentar imponerse a la mayoría o bloquear el acuerdo. Aquí podemos apreciar un claro ejemplo donde el consenso no es la mejor forma de garantizar la horizontalidad. En estos momentos me planteo que posiblemente el voto sea la forma más justa de garantizar este principio ya que no permite que la minoría bloquee el acuerdo o imponga su postura.

Me gustaría profundizar más en este tema con tiempo, pero tenía la necesidad de soltar esto.

¿Y ahora qué?

Releyendo a día de hoy lo que junto a otro compañero escribimos hace unos meses, me doy cuenta que nos encontramos más o menos en el mismo punto, aunque creo necesario hacer balance de estos meses que han ido pasando.

Ya han pasado las elecciones municipales, hemos podido ver como parte de las principales ciudades del estado español (Barcelona, Madrid, Valencia…) están siendo gobernadas por las plataformas electorales del cambio, esto ha posibilitado un pequeño número de reformas a partir de las demandas que se formulaban en el 15M. Pero también ha demostrado que los ayuntamientos tienen muchas limitaciones a la hora de poder realizar cambios profundos en el sistema, ya que dependen en última instancia de instituciones superiores como las comunidades autónomas y el estado. Esto constata algo que ya vio en su análisis sobre la Comuna de París, Marx “la clase obrera no puede simplemente tomar posesión de la máquina estatal existente y ponerla en marcha para sus propios fines”. Algunas de estas problemáticas y contradicciones las podemos ver en este análisis que hace de lo acontecido en Madrid desde Equilibrismos.

A nivel local (Castelló de la Plana) me gustaría pasar de puntillas, ya que no podemos considerar que haya habido un cambio, Castelló en Moviment, que era la plataforma que suponía representar parte de estas esperanzas de cambio que se formularon durante el 15M, sólo pudo conseguir 4 ediles. Apoyado que se formara gobierno de coalición de izquierdas entre PSPV y Compromís, pero sin entrar a formar parte del equipo de gobierno. Esta situación ha provocado que gran parte de sus demandas iniciales cayeran en saco roto. No por falta de voluntad, sino porque el actual equipo de gobierno ha pasado bastante de ellos una vez consolidado el poder, a falta de una movilización popular exigiendo estas el escenario se ha complicado, de nuevo encontramos las limitaciones del partido movimiento. Tampoco sabemos si entrar en el equipo de gobierno hubiera facilitado que se escucharan y se llevarán a cabo estas demandas, no hace falta especular con ello.

Por otra parte ya ha pasado el fatídico 20D, esas elecciones que se han planteado desde muchas partes como las del “cambio”. al final no ha llegado el anunciado sorpasso de Podemos al PSOE, aunque la formación morada ha entrado con mucha fuerza en el parlamento, no ha habido el desborde que se suponía. Este nuevo escenario político que se ha materializado después de las elecciones nos deja con muchas dudas, con una cantidad de actores en el congreso que al cual no estamos acostumbrados y lo que viene llamándose desde el minuto cero de las elecciones como “crisis de gobernabilidad”. El escenario actual nos deja una mayor representación de fuerzas políticas en el parlamento, esto nos puede llevar a dos escenarios:

– Un periodo de pactos de partidos donde el o los que formen gobierno tengan que estar constantemente necesitando el apoyo de más fuerzas para poder sacar adelante sus propuestas, esto ya se da en más países como Italia, no tiene que ser per se, igual a ingobernabilidad sino a un proceso más lento de toma de decisiones del poder legislativo, cosa que no estábamos acostumbradas por el rodillo del PP.

– Unas nuevas elecciones, este escenario se podría plantear al no llegar ninguna acuerdo de gobierno por parte de los múltiples actores que hay en escena y nos llevaría a que se formulara una hipotética segunda vuelta, aún no se sabe muy bien como afectaría esto a los partidos emergentes y a los que ya habían.

Lo que si que parece claro es que en las palabras del mismo Gramsci “lo nuevo que no termina de nacer, lo viejo que no termina de morir”, y si se plantean unas nuevas elecciones o según los pactos incluso nos podríamos plantear que lo viejo pueda restaurarse. También tenemos que tener en cuenta que la que surja de la culminación de este periodo electoral se va a encontrar con un regalo en forma de 25.000 millones de recortes por eldiktat europeo y las posibles quiebras de Abengoa y ACS. La crisis cada día parece más sistemática y tiene pinta de que no se va a ir, los brotes verdes anunciados por el PP solo eran una forma de propaganda electoral.

Ante todo esto, llegamos de nuevo a un escenario donde por un lado, el capitalismo global sigue produciendo y agravando las condiciones de cualquier forma de vida en el planeta. I que la izquierda sigue siendo machacada por esta ofensiva neoliberal, dejando una base social fragmentada y sus estructuras organizativas incapaces de presentar batalla a largo plazo. Sería necesario puntualizar, que la hipótesis de Podemos reside en asumir que el momento es ahora, frente a aquellos que piensan que es mejor ir poco a poco, acumulando en lo social, para después cambiar lo conseguido en el mercado político”, veremos como convierten esta hipótesis en el largo plazo una vez no conseguido ganar en el corto, pero sin un movimiento de fuera que empuje la tarea parece complicada.

Dentro de las formas de crisis que sufrimos hoy en día; crisis económica, crisis de cuidados, crisis ecológica… una de las más graves es la crisis de la izquierda que ha perdido la capacidad de poder imaginar una salida al capitalismo. Esta además tiene una naturaleza dual, por una lado nos encontramos en una absoluta incapacidad de poder afrontar los desafíos de nuestros tiempos y las nuevas formas del proletariado de forma colectiva; por otra la ya mencionada de imaginación.

El Capitalismo hoy en día se representa no sólo como el mejor sistema, sino como el único posible. En esta situación la vieja tradición de la izquierda de disputar al sistema imperante en el terreno de la ideología, se estable como una tarea ardua, por no decir casi imposible. Ya que estamos tan atravesadas por las relaciones sociales que se dan en el seno de este sistema, que no somos capaces de imaginar un futuro post-capitalista. Por una parte nos encontramos con una izquierda parlamentaria sumida en el aburrimiento y la burocracia del parlamentarismo, prácticamente anulada por todas las contradicciones que han asumido durante todos estos años de ofensiva capitalista. Por otro una multitud desorientada con mucha pasión revolucionaria, pero que no es capaz de canalizar su indignación colectiva y se encierra en ghettos donde intenta salvaguardarse de las contradicciones.

Parece que en el presente estemos más abocados a una intervención práctica, que ideológica en la realidad y una reformulación de toda la experiencia acumulada anteriormente. Sin duda estas tendrían que ir encaminadas a la superación del capitalismo.

“La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos. […] La revolución social del siglo XIX no puede sacar su poesía del pasado, sino solamente del porvenir. No puede comenzar su propia tarea antes de despojarse de toda veneración supersticiosa por el pasado. Las anteriores revoluciones necesitaban remontarse a los recuerdos de la historia universal para aturdirse acerca de su propio contenido. La revolución del siglo XIX debe dejar que los muertos entierren a sus muertos, para cobrar conciencia de su propio contenido”.

Estas palabras fueron escritas por Marx en el El 18 Brumario de Luis Bonaparte, si cambiáramos siglo XIX por XXI servirían perfectamente para nuestros tiempos.

Las movilizaciones que hemos vivido en los últimos años han estado centradas, al menos en el norte global, en la lucha contra la desigualdad, el desempleo, la posición a la austeridad, el bienestar social. Podríamos decir que todas están en el hilo de la reproducción social, parece ser que este será el campo de batalla donde se desarrollaran las luchas que están por venir y donde se tiene que intervenir para garantizar nuestras propias condiciones de vida. Aún podríamos hablar que hoy en día es una opción, pero tal como vemos que el sistema capitalista está aprovechando esta crisis para hacer una nueva ronda de acumulación primitiva y nuestras condiciones de vida van mermando, parece que a la larga se va a convertir en una necesidad. Si no lo hacemos nosotras desde abajo, vendrán ONG’s, la iglesia, la derecha, empresas… a hacerlo por nosotras y nos encontraremos con un problema mucho mayor del que tenemos hoy en día.

Ahora la pregunta que queda es ¿Cómo hacer que todas estas prácticas y luchas pueden ir encaminadas hacia un horizonte post-capitalista y no solo a una reforma de este sistema decadente?

La respuesta a esta pregunta es muy difícil hoy en día, seguramente solo la podamos encontrar en el largo recorrido que queda en la formulación practica de estas. Las luchas dentro del seno de la reproducción social, pueden llevar a la creación de contrapoderes y estos a una nueva extensión de la autonomía. Por ahora parece que tenemos que empezar a asumir la derrota histórica de la izquierda y empezar a organizar el pesimismo.

Nota: En este texto intento poner en orden algunas ideas que llevaba en la cabeza desde hace tiempo e intentar abrir el debate sobre el que hacer desde una perspectiva anticapitalista.

Mi 2015 en libros

Seguramente este ha sido el año que más he leído en mi vida, aún no se si es bueno o malo, pero de lo que estoy seguro es que me he encontrado textos que me han hecho vibrar desde la primera página. Aquí me voy a centrar en señalar algunos de estos libros o fanzines, lo que más me han marcado, me quedo en mi memoria muchos más, al igual que mucho artículos o documentos. También intuyo que se me han olvidado algunos, pero eso seguramente ya sea otro tema.

A nuestros amigos

– La insurrección que viene y, Comité Invisible (Melusina — Pepitas de Calabaza). Ya se que esto son dos libros y no uno, pero creo que si se leen hoy en día se tienen hacer como uno en su conjunto. Posiblemente sea de lo que más me ha marcado en este año. Esa mezcla de análisis político canallesco que tienen para forjar su teoría me fliparon mucho, soy consciente que han dejado heridas en el cerebro que tardaré tiempo en cerrar, ya que lo abrieron y lo hicieron pedazos.

The Housing Mounter

– The Housing Monster. Trabajo y vivienda en la sociedad capitalista, Prole.info (Klinamen). Era uno de esos libros que tenía pendiente hacía tiempo, lo leí durante un viaje de bastantes horas que gracias a este texto se hizo muy soportable. Como siempre Prole.info nos explica cosas complejas de una forma sencilla, en este sentido lo clavan aventurándose en el mundo de la vivienda y su relación con el trabajo asalariado. Uno de los imprescindibles de tener en cualquier biblioteca.

Feminismo para principiantes

– Feminismo para Principiantes, Nuria Varela (Zeta Bolsillo). ¿Tengo una base clara sobre el feminismo? Esa es la pregunta que me hice antes de que me recomendarán este libro, seguramente hoy en día aun no la siga teniendo, pero gracias a este libro de Nuria Varela me pude adentrar en como han ido surgiendo las diferentes corrientes del feminismo en la historia y entender un poco mejor cada época, la verdad que respondió muchos de mis interrogantes.

Capitalismo canalla

– Capitalismo canalla, César Rendueles (Seix Barral). Este año me he reconciliado con Rendueles a través de su último libro, después de una buena época leyendo ensayos, encontré esto y me permitió descansar un poco la cabeza, la verdad que me hacía falta. En el autor a través de sus lecturas construye una historia personal y nos muestra en ella la del capitalismo, desde su surgimiento hasta nuestros días. Un libro muy inteligente y brillante.

Miguel Hernandez

– Antología poética, Miguel Hernandez (Austral).Tengo que reconocer que he estado muchos años si leer nada de poesía y aún no se muy bien porqué. Tampoco se muy bien como empecé un día a leer a Miguel Hernandez, pero lo que tengo claro es que desde el primer momento me cautivó con su pasión y talento. “Entre la flores te fuiste. / Entre las flores me quedo.”

Seis días de ira

– Seis días de ira, Antipersona (Antipersona). Lo he leído dos veces esta año, la primera una tarde calurosa de verano, la segunda una fría y oscura de invierno. Las dos veces ha sido un placer caminar por las calles de Barcelona mientras ardía y se mostraba hermosa.

Drones

– Drones, Enric Luján (Virus). Sin duda es uno de los mejores libros que he leído este año. El análisis que hace Enric sobre la guerra, tecnología, el control social y las sociedades donde vivimos es formidable. Lo disfruté como un niño, me hizo pensar y reflexionar mucho. Vamos lo que le suelo pedir a un libro.

Este año se quedan mucho pendientes por acabar o empezar, pero muchos. Espero que el año que viene me de tiempo a todos.

¿Y si lo único que tuviéramos que hacer es matarlos de hambre?

Jack London
Jack London

Este es el planteamiento central del cuento La huelga General de Jack London.

En el nos transportamos a la ciudad de Chicago a principios de 1900, nos ponemos en el papel de un burgués que un buen día se despierta y se encuentra que los obreros se han levantado en huelga. A través de esta historia podemos ver las desventuras que vive el protagonista por la falta de alimento que han provocado y preparado desde hacía tiempo los sindicatos.

“Lo que me molesta es que os estéis quejando ahora porque os hayan hecho probar vuestra propia medicina. ¿Cuántas huelgas habéis ganado rindiendo al obrero por el hambre? Bien, los trabajadores han ideado un plan para rendiros a vosotros de la misma manera. Quieren el convenio, y si lo pueden obtener haciéndoos pasar hambre, os dejarán sin comida.”

Igual lo único que tenemos que hacer es que pasen ellos hambre…